Viajar con estilo sin “disfrazarse” de turista

Es cierto que las vacaciones verano es una época para relajarse, olvidarse de las normas del día a día, levantarse tarde, pasear y comer todo lo que nos apetezca, pero ello no supone olvidarnos del buen estilo y entregarnos a ciegas al look “souvenir” . Léase aquel que identifica y resume el tópico del “buen turista”, en donde el portador de esta moda no duda utilizar sandalias de goma con medias (¡uyyyy que horror!), camisetas con I LOVE + lugar de origen, procedencia y/o último viaje y amorfas riñoneras, por citar algunas terroríficas características.

Ante la ola de mal gusto que llega con el calorcito del verano, La Roca Village de Barcelona ha creado una campaña publicitaria que resulta una guía didáctica de estilo para turistas que quieren pasar de lo kitsch a los chic, para disfrutar el ambiente y buen gusto de una de las ciudades más vanguardistas del Mediterráneo.

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

La moda: ¿una cuestión de estilo o de mercado?

Colección primavera-verano 2011 de POE

La semana pasada fui a la inauguración del “Escondite Francés, un showroom que busca introducir al mercado español algunas de las firmas más chic del “urban” francés, así como el trabajo de nuevos talentos de la moda española que encajen dentro de este concepto como la joven diseñadora Leticia Garnelo Fernández, quien debuta con su firma POE con una colección que me llamó gratamente la atención, por ser una línea clásica y bohemia, en la que cada pieza encaja perfectamente la una con la otra. Lo que resulta bastante práctico a hora de armar estilismos sin grandes complicaciones.

Casualmente conversando con las chicas del “Escondite”, surgió el interrogante de si ¿la moda es una cuestión de personalidad o de mercado? Por ejemplo, el famoso y tan “it” abrigo camel que ahora lo vemos en cuanta vitrina nos cruzamos por el camino y que las revistas nos muestran como una de las piezas de la temporada, es uno de los grandes clásicos de todo guardarropa invernal que se respete.

Igual ocurre con las capas, los prints de leopardo,-que ahora vemos hasta en la sopa-, y las maravillosas cazadoras aviador masculinas que Burberry también adaptó para el armario femenino ¡Siempre han estado allí! Tanto en las profundidades de nuestro clóset como dentro de los grandes almacenes. Y es que  en la actualidad, la moda más que  hablar de novedad, habla de reinvensión, lo que me parece algo maravilloso; sin embargo, cada vez me percato de que somos menos dueñas de nuestro propio estilo.

Algunos de los diseños Leticia Garnelo Fernández con su firma POE. "El Escondite Francés". C/ Serrano 7.

¿Cuántas veces no compramos algo por el simple hecho de que está de moda, aunque nos quede horroroso?  Y para responder esta pregunta me pongo de ejemplo.

¿Se acuerdan cuándo hace unos  cuatro años estaban tan de moda las  camisas y los vestidos corte baby doll? Bueno como era de esperarse, caí víctima del furor del fashion camisón y me compré unas cuantas prendas jurando que me quedaban “divinas de la muerte” cuando en realidad me veía A-B-O-M-I-N-A-B-L-E con ellas. Parecía que tenía seis meses de embarazo, hasta el humillante extremo de que una señora que conocía a mi madre la felicito por “mi estado de buena esperanza”.  No sé que era peor, percatarme en ese momento de mis kilos de más o que era digna candidata a ser la fashion victim de la semana.

No estoy en contra de las tendencias, al contrario, son necesarias para que la moda  evolucione y de pasos hacia delante. Pero ello no significa que una deba sacrificar su estilo para convertirse en toda una fashionhólica compulsiva para vestir sólo con lo que está “it”, aunque nos quede de terror. Si no, pregúntele a Jerry Seinfeld y su “Puffy Shirt”… Haz click en la foto para disfrutar de un video que no tiene desperdicio.

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

Lo que oculta la última colección de Alexander McQueen

Foto de Raimon Ezquerra.

Siempre que recorro la calle Jorge Juan de Madrid no puedo evitar detenerme en una tienda de zapatos que personalmente me fascina, ya que para mi esta boutique es un paraíso para las fetichistas del calzado, porque allí se encuentran verdaderas joyas que han desfilado sobre la pasarela internacional o “posado” en los especiales de moda. No les miento. Los diseños más imposibles y vanguardistas los he visto allí.

Ha sido precisamente esta semana cuando asomando mis ojos por el cristal me quedo observando un botín negro de cuero de la última colección de Alexander McQueen de cuya plataforma emergía una enredadera dorada y metalizada de calaveras y formas espectrales. Me es familiar, lo había visto en fotos pero no “en persona”. Luego me detengo a detallar, también “en persona”, los bolsos de esa misma colección… Las mismas calaveras, los mismos metales, las mismas formas espectrales y una gama cromática oscura, gótica y lúgubre… A lo que me pregunte ¿Qué le pasaba a Alex por dentro?

Su última colección otoño-invierno 2010 es para mi una de las mejores y más brillantes que se han concebido este año. No sólo por lo compacta, coherente y bien ejecutada que resulta esta colección, sino porque habla por si misma. Me atrevo a decir que desvela aspectos intrínsecos de este genial  y por lo general, incomprendido diseñador que se quitó la vida en febrero a una semana de presentar en la Semana de la Moda de Londres lo que sería su legado final, una colección titulada “Hells Angels”.

McQueen como creador siempre fue outsider, irreverente y oscuro. Tres cualidades que le han convertido en uno de mis diseñadores favoritos desde que irrumpió en la industria de la moda en los noventa con esos volúmenes y ese dramatismo tan característico de su estilo, muy vilipendiado por los “críticos”. Sin embargo la última propuesta que diseñó, a mi modo de ver, va más allá de concebir un concepto estético para una temporada,  creo que habla más de él mismo y de lo que le pasaba, que de la moda.

Llevo desde febrero con ganas de compartir esta especie de psicoanálisis que me he montado en torno a esta colección de Alexander McQueen. No quería jugar a Freud, porque respeto demasiado a este diseñador y a su obra, pero cuando vi ese botín y sus detalles, me entró la valentía intentar leer entre líneas lo que él quería decir en “Hells Angels”.

Se que no es un tema de actualidad, por lo que posiblemente esté en los “out” de las revistas, pero me apetece hablar más del mensaje de esta colección y lo que puede haber  detrás de ella,  que perder  el tiempo en escribir sobre si el rojo, los abrigos camel o el “new look” concebido por Dior en los 50, están de moda para este otoño.

Esqueletos, estampados con auras espectrales, ángeles, demonios y un claro coqueteo con la estética faraónica del Imperio Egipcio,-cuya cultura como sabemos, se concentraba en el culto de la muerte-. Reflejan a un McQueen con inquietudes más místicas que terrenales, a la búsqueda de cosas y respuestas que el mundo, valga la redundancia, terrenal, no era capaz de darle. Podría decirse que este creador no dejó una línea de ropa o una propuesta de estilo para los próximos seis meses, sino una obra con un mensaje, de un hombre con fuertes inquietudes espirituales, que las traslada en una colección con ricos detalles barrocos que recuerdan un poco al inquietante universo de Dante y sus nueve infiernos.

He allí su genialidad y su grandeza como diseñador. Alexander McQueen halló en la moda su vehículo para comunicarse, por eso siempre diseño lo que le dio la gana, rompiendo con los moldes y los cánones de lo políticamente correcto, para pesar de sus detractores y beneplácito de quienes nos gusta ver la moda con otros ojos.

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

La primavera-verano 2011 según la Cibeles Madrid Fashion Week

Imágenes cortesía de IFEMA

Los rosas, los lilas y toda la gama de colores pasteles que pueda haber sobre la faz del planeta fue el común denominador de las colecciones que se presentaron en la pasarela madrileña para la primavera-verano 2011. Es cierto que estos tonos van a “tono” con la temporada pero tanto abuso de matices azucarados empalaga, al igual que el enquistamiento de la tendencia, porque muchas de las propuestas que desfilaron sobre la pasarelas de IFEMA me dieron la sensación de que repetían colecciones del pasado, recurriendo a los mismos colores, los mismos volantes, los mismo volúmenes y peor aún, el mismo concepto.

Digamos que la innovación no fue la norma en la Cibeles Madrid Fashion Week, aunque hay que destacar que sí hubo sus excepciones, algunas de ellas de la mano de los diseñadores que debutaron en la CMFW. Por lo que un ¡Olé! por la irrupción de los nuevos talentos. Así que a continuación le doy las las colecciones que a modo personal me parecieron más interesantes.

Adolfo Domínguez


Los diseños de Adolfo Domínguez siempre son una apuesta segura por lo clásico, “ponible” y moderno de sus diseños. Me gusta especialmente los estampados de carácter psicodélico que introduce para la próxima temporada, así como las chaquetas de corte sesentero y unos preciosos vestidos de sutiles  y favorecedores escotes de carácter geométrico.

Elisa Palomino


Elisa Palomino es de esos diseñadores que entran en mi club de “acuérdense de este nombre” y es que esta valenciana, pese a ser su primer debut en Cibeles, no es ninguna novata en el mundo de la moda; al contrario, ha trabajado nada más y nada menos que para Cavalli, Galiano o Von Furterberg y esta escuela se nota en sus diseños. En lo personal me encanta su colección llena de color y estampados vivos que le dan carácter a una colección marcada por la feminidad y el romanticismo.

Davidelfín


Favorito de muchísimos famosos de estas latitudes,- entre sus amigos están Miguel Bosé, Alaska o Pedro Almodóvar-, Davidelfín se está convirtiendo en una de las referencias de la moda española fuera de sus fronteras. Con tres New York Fashion Week a cuestas, los diseños minimalistas y vanguardistas del malagueño comienzan a colarse con fuerza y sin problemas en el mercado americano. Para la próxima temporada, Delfín recrea un look con alma militarista compuesta por intensos azules violáceos y mucho blanco-negro, en donde la sastrería es el hilo conductor de una propuesta inspirada en el juego del ahorcado.

Duyos


Juan Duyos es de esos creadores que generan sentimientos encontrados: gusta y disgusta, pero he de admitir que sus últimas colecciones han logrado en mi lo primero, porque es un diseñador que tiene visión y un estilo muy personal. Él marca la diferencia y se atreve hacer lo que nadie se animaría hacer, lo que más que un hándicap resulta un factor a su favor. La colección que presentó en la CMFW fue sexy y sofisticada, compuesta por seductores vestidos bata, pantalones pescador y vertiginosos escotes en V.

Ion Fiz


Este vasco se encuentra, junto a José Castro,- quien lamentablemente lleva dos ediciones sin desfilar- en mi lista de “consentidos”, y es que Ion Fiz pasó de ser uno de los “off de Cibeles”  a al fin irrumpir en IFEMA. Sus creaciones elegantes e inspiradoras le han situado entre los mejores y en uno de los reclamos que más pedíamos desde las gradas de fashion show madrileño. Su colección, muy recreada en los macarrons de Pierre Hermé, si bien formó parte del empalagamiento que critiqué a principio de esta entrada, lo cierto es que no por ello hay que desestimarla como una de las colecciones más encantadoras de esa semana.

Lemoniez


Fernando Lemoniez es de ese clan de diseñadores que logra hacer de mezclas con las que no nos atreveríamos a experimentar, la fórmula del éxito y para muestra un botón. Fiel a un estilo limpio y minimalista, el diseñador introduce una línea sofisticada de colores contrastantes como el fucsia, el naranja o el verde limón, en en blusas y maxi faldas de aires setenteros que rompen con los clichés del shorts o  vario pintos mini vestidos  que imperan en las temporadas de primavera-verano.

Martín Lamothe

La joven diseñadora Elena Martín es el cerebro creativo de Martín Lamothe, firma que desfiló por primera vez en Cibeles y he de decir que su colección me sorprendió gratamente, por lo que está demás decir que la incluyo en mi club de “diseñadores a memorizar”, ya que al igual que su colega Elisa Palomino, está chica no es ninguna “recién llegada” en el mundo de la moda,-(Vivienne Westwood y Alexander McQueen son algunos nombres que figuran en su CV). Así que ojo con esta chica quien para la próxima temporada desarrolla una propuesta bohemia y muy beat, en donde grandes estampados psicodélicos en tonos pasteles y las piezas estructuradas componen el norte de una colección coherente y muy bien ejecutada, perfectamente acompañada por unos maravillosos zapatos swing diseñados por ella misma.

Miguel Palacios


Las mujeres mejor vestidas de España suelen tener, al menos uno de sus diseños en el clóset. Y es que Miguel Palacios es el reflejo de la elegancia y el buen gusto. Todo lo que confecciona resulta exquisito, femenino y seductor por lo que vestirse con una de sus creaciones siempre será un acierto, gracias a su manía de utilizar tejidos ricos  y texturizados y sus infaltables cinturones. Aún cuando esta colección tiene muy poco de “primaveral” o “veraniega” lo cierto es que Palacios logró superar las altas expectativas que siempre se tienen sobre sus colecciones, gracias a que ha sido capaz de desarrollar una línea intemporal, que difícilmente podría encasillarse en una sola época del año.

Teresa Helbig


Esta catalana está logrando llevar el casual chic a las calles de toda la Península Ibérica. Bajo un concepto muy urbano y a la “americana”  Teresa Helbig apuesta para la próxima primavera-verano por los colores crudos, los camel, los rojos y por supuesto el blanco, en donde los elementos del guardarropa clásico se fusionan con el cuero o tejidos suaves para configurar una línea sensual y sugerente.

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

Al otro lado del charco: I LOVE U NY!!! (Parte 2)

Imágenes cortesía de Mercedes- Benz Fashion Week

¡Uyyyy! Qué semanita tenemos. No sólo concluyó una de mis pasarelas favorita la Mercedez- Benz Fashion Week, sino que a la par arrancó la gran cita de la moda española, Cibeles Madrid Fashion Week y se calientan los motores para la de Milano, así que prometo que me pondré a la tarea de dar los pormenores de las tendencias para el próximo verano, pero no sin antes concluir mi revisión de la NYFW. Y es que me niego a pasar por alto  algunos de los grandes clásicos de la moda americana, así como los nombres de las agujas más prometedoras que comienzan a dejar su huella en el fashion show más importante que tiene lugar al otro lado del charco.

Badgley Mischka


Situados en el “Top 10 los mejores diseñadores americanos” de la edición estadounidense de la revista Vogue,  Mark Badgley y James Mischka logran con sus creaciones que el glamour sea algo fácil y sencillo de llevar, no sé si se deba a su interpretación sutil de las formas del cuerpo femenino o su visión antológica de la moda; de lo único que puedo dar fe es que este dúo me encanta; como me encanta lo que presentaron en la NYFW. Una colección muy inspirada en los años treinta y en las heroínas de las novelas de Agatha Christie, compuesta por piezas sugerentes e insinuantes, carente de excesos, en las que las sedas y las gasas cobran vida través de luminosos vestidos que seguramente veremos desfilar de nuevo en más de una alfombra roja.

BCBGMAXAZRIA


Una de las firmas más internacionales de la moda estadounidense, gracias a su concepto de “ready to wear”,  convirtió el mini vestido en el gran protagonista de su próxima colección primavera-verano, por lo que a ¡presumir de piernas se ha dicho! La marca a cargo del diseñador Max Azria, se mantuvo fiel a la sencillez de sus líneas, carente de pretensiones y de volúmenes dosificados, pero no por ello menos seductora y sofisticada, en la que las siluetas globo y piezas de corte lencero son las estrellas de una colección muy estival.

Betsy Johnson


Cada vez que tengo la oportunidad de ir a Estados Unidos no puedo evitar la tentación de entrar a su tienda porque esta diseñadora tiene cosas realmente maravillosas que pueden inspirar estilismos tan teatrales como originales. En esta oportunidad todo apunta a que Betsy Johnson se inspiró en las “Pin-Up” de Gil Elvgren para hacer una colección marcadas por piezas que van desde el look marinero de la Segunda Guerra Mundial, hasta la lencería del siglo XVIII. Todas ellas con atrevidos estampados que recuerdan un poco la estéticade los vídeos clips de Cindy Lauper o Madonna en los años ochentas cuando MTV comenzó a irrumpir en nuestros televisores.

Carolina Herrera


Gracias a ella aprendí el verdadero valor de una camisa blanca en mi guardarropa. Carolina Herrera,-la fetichista de las camisas blancas-, representa lo que diseña: la elegancia en estado puro, por lo que su siempre y muy esperada participación en la Semana de la Moda de Nueva York no decepcionó. Estampados inspirados en las pinturas del siglo XIX y piezas envolventes con un marcado toque oriental, componen una preciosa línea que nos ofrece un paisaje de prendas tan pictóricas como oníricas, creadas para brillar por sí mismas.

Diane Von Furstenberg


Fresca y divertida es la propuesta de Diane Von Furstenberg; muy fiel a ella misma y al estilo que la ha situado como una de las grandes de la moda. Estampados geométricos y fuertes contrastes son el leit motiv de una colección vibrante y llena de movimiento, en donde los colores y el juego óptico son los principales protagonistas de una propuesta tan visualmente intensa como contradictoriamente equilibrada.

DKNY

Es una de las reinas del estilo newyorkino, no en vano Donna Karan ha convertido su nombre y su ciudad en el sello que distingue el estilo de una generación de mujeres que comulga con la filosofía del “casual chic”; aquella que nos libera de los formalismos para vestir bien sin tener que sacrificar la comodidad. Piezas enteras y románticos mini vestidos y camisas en seda, conforman una línea de suaves caídas y muy femenina en la que cada prenda se vuelve, sin proponérselo, en un apéndice de nuestro cuerpo.

Hervé Leger


Adoro esta firma pero he de confesar que su ropa no promueve lo que yo llamaría la “democracia de la moda”. Y es que sus diseños además de exigir tallas de “flaca”, también demandan curvas tonificadas, así que la que esté interesada en lucir uno de estos modelitos no le queda de otra que  machacarse en el gimnasio y  empezar dieta si quiere lograr que un Hervé Leger luzca sensacional. Sí  lo admito, la marca bajo el brazo creativo del mencionado Max Azria es tirana como ella sola, pero también es verdad que sus prendas sofisticadas y sugerentes se adhieren como una segunda piel a la silueta femenina. En esta oportunidad su característico tejido transforma el cuerpo en un lienzo en donde la luz y el efecto encaje componen el discurso de una colección  que más sexy, imposible.

Perry Ellis


Por fin me puedo dar el gusto de dedicarle un espacio a ellos, porque a los hombres les gusta vestir bien y para mi Perry Ellis es uno de esos iconos de la moda americana. El diseñador John Crocco concibió para la próxima primavera-verano una propuesta que aunque no se sale de lo clásico, sí se anima a experimentar con las mezclas y los colores, lo que resulta refrescante e innovador, sobre todo porque aborda la gama de los pasteles en trajes sastres perfectamente elaborados y combina elegantes blazer con llamativos bermudas.

Prabal Gurung


Grábense este nombre porque es uno de los diseñadores más prometedores del actual circuito de la moda internacional, tanto así que la Primera Dama de EEUU, Michelle Obama, así como Demi Moore, Zoe Saldana y Oprah Winfrey lucen sus creaciones, elegantes y seductoras. Y es que la estetica de  Prabal Gurung,- quien nació en Singapur y fue criado en Nepal-, es una fusión del pragmatismo americano con un sentido exquisito de la feminidad, por lo que el resultado siempre va a ser ganador; como la colección que presentó en esta NYFW, en la que aboga por  los tejidos frescos y livianos, dotados de color para el día, mientras que para la noche opta por piezas más elaboradas que juegan con el movimiento y las texturas.

Tommy Hilfiger


La sola mención de Tommy Hilfiger es sinónimo del “Sueño americano”. Sus diseños no sólo se caracterizan por poseer un aura patriótica o por evocar a los iconos de la historia americana, también por su funcionalidad y esta oportunidad no iba a ser la excepción.  La firma celebró sus 25 aniversario con una colección bien resuelta e impecable que busca rendirle tributo a la firma y acentuar la identidad Hilfiger, en esta oportunidad le otorga un aire más dandy y sofisticado a la línea masculina; entre tanto que la femenina, logra  “desmelenar” a la lady con un toques de desenfado chic.

Toni Francesc


Si bien esta entrada está en un principio dedicada a las propuestas de los diseñadores americanos, no he podido evitar hacer mención a uno de los representantes de la moda española en el Mercedes-Benz Fashion Week: Toni Francesc. Aún cuando no es el único,-Custo Barcelona es un habitual de esta pasarela y Davidelfin ha comenzado a incursionar  con éxito en ella-, Francesc tiene la capacidad de fusionar con naturalidad la elegancia con la vanguardia lo que supone una formula de éxito en la exigente NYFW. En esta colección el catalán concibe una propuesta que contrasta el movimiento con lo arquitectónico para recrear un bosque urbano en tops arena, pasteles y  crudos.

Vera Wang


Es una de mis diseñadoras favoritas por su visión moderna,  transgresora y sofisticada de la feminidad, por lo que Vera Wang es junto a su colega Carolina Herrera y otros grandes diseñadores como Valentino u Oscar de la Renta, de esos creadores que saben cómo vestir con clase a una mujer. Para la próxima primavera-verano Wang concibe una línea rica en materiales y en estampados que logra equilibrar a través de prendas seductoras y envolventes en el que el negro, los crises, los blancos y los rojos son los colores estrellas de la temporada.

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

Al otro lado del charco: I LOVE U NY!!!! (Parte I)

Imágenes cortesía: Mercedes-Benz Fashion Week

Estamos en plena semana de la Mercedes- Benz Fashion Week, mejor conocida por el nombre la la capital que la congrega, la ciudad de las ciudades: Nueva York. Siete días de buena moda abanderada por el concepto de “confort  & chic”, en donde el allure del “Sueño americano”, adquiere forma a través de prendas de una elegancia tan urbana como informal, en el que los estilismos compuestos por piezas prácticas y frescas han sido la nota constante dentro de una pasarela marcada en su mayoría por la calidez de los rojos, naranjas y amarillos.

En esta primera entrega del NYFW quiero dedicársela a las propuestas que hasta el momento me han parecido más interesantes y alternativas. Y es que lo maravilloso de esta catedral del fashion system es que lo que se observa sobre sus pasarelas es “moda posible”, lo que resulta realmente inspirador a la hora de construir y adaptar con éxito nuevos estilismos a nuestro día a día. Por eso no me cansaré de decir: I LOVE U NY.

Bensoni


No, no se trata del nombre de una firma italiana, al contrario, el mismo se debe a la fusión de los de sus fundadores Benjamin Channing Clyburn y Sonia Yoon, cuyas agujas se pulieron de la mano de Giorgio Armani, Donna Karan, Brioni y The Gap. Por lo que todo lo que salga de su taller será elegante, juvenil y utilitario. ¡Vamos! Una fórmula ganadora.

Para la primavera-verano del año que viene, Besoni ofrece diseños muy femeninos, dotados de líneas limpias y simétricas, sustentando la premisa de que la elegancia se compone de “menos es más” con un buen alarde de la conjunción entre el color,  los tejidos y las texturas. Digamos que nada desentona dentro de una colección que redimensiona los clásicos del fondo del armario.

Christian Siriano


Elegante y salvaje. Esta es la mejor definición que puedo dar a la colección de Christian Siriano, en donde el animal print deja de ser un objeto del “sexy-style” para ser  un recurso de feminidad y sofisticación. Prendas sensuales y vaporosas componen una línea romántica y sugerente en donde los estampados se componen de colores que se funden entre sí, en un juego de sobras y luces que  el diseñador acentúa con piezas en tonos metalizados simplemente maravillosas. No en vano, las creaciones de Siriano han vestido a Victoria Beckham, Heidi Klum, Uma Thurman, Oprah Winfrey y la muy de moda Lady Ga Ga; entre otras.

Concept Korea


Me encanta la visión que las diseñadoras de origen coreano  Kwak Hyun Joo, Ju Young Lee y Lee Jean Youn poseen del “Streetware”. Estas “Ángeles de Charlie” llevan sus raíces asiáticas sin complejos a la calle, haciendo que la pictografía oriental y los kimonos se adapten a la perfección con el concreto de las grandes urbes, sin sacrificar,- por su puesto-, sus orígenes. Digamos que Concept Korea hace la modernidad forme parte de la tradición y no al revés, lo que la convierte en una propuesta muy interesante que no deberíamos perder de vista.

Herchcovitch; Alexandre


Una vez tuve la oportunidad de ver a este brasileño en acción en el Latino Fashion Week de Madrid para las colecciones de otoño-invierno de 2007-2008, y tengo que decir que su poco convencional  visión de la moda es tan sorprendente y excéntrica que peca en lo brillante, porque los diseños de Alexandre Herchcovitch parten de elementos inusuales que difícilmente podrían inspirar una colección coherente. Y la coherencia es uno de los puntos fuertes de este gurú del fashion alternativo, nacido dentro de un hogar de ortodoxos judíos.

La estética ochentera es el punto de partida de una propuesta en donde destacan los tejidos luminosos y los estampados que emulan desde la estética del “Tetris” hasta sutiles grandes manchas de acuarelas color melocotón.  Todo esto en diseños femeninos y sofisticados en el que el volumen cobra un especial protagonismo.

Malandrino


Catherine Malandrino convierte el desenfado en chic, una virtud que muy pocos diseñadores logran conceptualizar con naturalidad. Lo que presentó en el NYFW me encantó porque de alguna manera conjuntó ciertos elementos del lookdestroyed”,- muy visto en la estética grunge-, con piezas ricas en tejidos y detalles y cuidadosamente confeccionadas. A diferencia de muchas de las colecciones presentadas a lo largo de estos días, Malandrino no se decanta tanto los colores navy, pasteles, los vitamina o los cítricos, típicos  sino que le da más importancia a los tonos crudos, los grises, los lilas y los negros, a la vez que juega con el print graffiti, otorgándole un especial protagonismo a las texturas que introduce.

Nicholas K


Bajo cierta aura militarista se desarrolla la colección concebida por Nicholas y Christopher Kunz. Sin pecar en los clichés del print “marine” o cualquier iconografía marcial que se le parezca,- exceptuando la boina de “Soldado Universal”-, Nicholas K concibe una línea, contemporánea, pragmática y juvenil en donde cada pieza funciona tan bien en conjunto como por separado, que cabe más decir que es uno de los mandamientos de la moda americana.  Las cazadoras, chalecos y abrigos de “uniformes de combate” se conjuntan con bermudas a la altura de la rodilla y coquetas camisas-vestidos.

Timo Weiland


Esta edición del Mercedes- Benz Fashion Week ha sido el estreno de esta firma fundada por Timo Weiland and Alan Eckstein, lo que supone un reto para estos jóvenes diseñadores que buscan hacerse un hueco en la competitiva industria de la moda. Un look indie y bohemio fue el punto de partida para es dúo que debutó con una colección dotada con aires de rebeldía que nos recuerda al “Mayo francés”, con mezclas y combinaciones descaradas y modernas, en donde la psicodelia se fusiona con el charming de la moda europea lo que  la hace realmente chic. En lo personal he de confesar que ninguna pieza tiene desperdicio.

William Tempest


De Londres tenía que llegar este hombre para darle un poco un poco más de “caña” como dicen por estos lados a la Semana de la Moda de NY. Y es que William Tempest le aportó una buena dosis de vanguardia inglesa que tanto le gusta a los newyorkinos y a los buenos entendidos del mundo de la moda. En una óptica conceptual pero a la vez minimalista, Tempest concibe una colección sexy y sofisticada, compuestas por piezas envolventes y femeninas con esos toques de irreverentes del “british underground” .

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

Las ABOMINACIONES (con mayúsculas) del Miss Universo

Imágenes de Telemundo

Admito que como buena venezolana soy fan a ultranza de los concursos de belleza, no tanto porque provengo de la principal fábrica del reinas del mundo, sino porque me divierto mucho con estos concursos, en especial en el intervalo de las “preguntas y respuestas”, en donde suelo sentarme con mi hermana, mi cuñado y mi sobrino adolescente con palomitas de maíz en mano, para escuchar lo que estas beldades tienen que decirle al planeta y a los niños, mientras aguantan el tipo y la sonrisa forzada con estilismos generalmente espantosos. He aquí la razón número dos por la que me deleito con estos certámenes.

Si bien los trajes de gala en el Miss Universo han evolucionado para mejor en los últimos años,-pese a que aún se mantiene esa tendencia de vestir y peinar a las misses copiando el catálogo de la Barbie-, no podemos opinar lo mismo de los trajes típicos.Yo creo que estos artefactos en tela son la causa principal por lo que algunas candidatas corren el infortunio de no pasar el filtro del cuadro de las 15 finalistas. Quizá al leer esto, ellas preferirán que se les rompa el tacón durante el desfile que ponerse un trapo de estos.

¿Reinas o “Playmates”?

Sabemos que son guapísimas y tienen unos cuerpos de infarto y sin celulitis, pero por Dios yo tenía entendido que este es el Miss Universo y no una fiesta de disfraces organizada por Hugh Hefner en la ‘Mansión Playboy’. Y es que aunque algunos trajes típicos son sexys, las representantes de Albania y Polonia con tanta pluma, encaje y el diabólico roji-negro, parecen una versión accidentada de las bailarinas del Folies Bergére.

Cuando el traje típico supera al de gala…


Yo no sé quien asesoró a las misses de Grecia y China, lo único que puedo dar fe es que se hubiesen visto muchísimo mejor en el desfile de gala con los trajes que vistieron para el típico. En el caso de la griega Anna Prelievic, quizá habría corrido con mejor suerte si hubiese desfilado en la noche del certamen con esa preciosa túnica blanca y no con el “merengón” que lució. Yo entiendo que en este tipo de eventos se le quiera dar protagonismo a la Alta Costura nacional, pero de allí a parecer una de las columnas del Partenón hay una brecha importante que analizar.

Peor suerte y mal gusto corrió la china Tang Weng.Con tantos tejidos y sedas maravillosas que se ven en la ahora segunda potencia mundial, no me cabe en la cabeza los modelitos lucidos por Weng. El típico, con unos centímetros más de largo, habría sido una interesante opción para desfilar en la puesta de gala en vez de la bata que lució, la cual resultó ser el “Totally Abomination Look” de la noche.

Indigestión por sobredosis de “étnico”


Pregunto ¿Cómo miss Angola permitió,-literalmente hablando-, que le montaran los cuernos? No sólo tuvo que soportar bajo el calor de Nevada unas botas de cuero negro  con tachuelas por encima de la rodilla, que están de por si “out” para la próxima temporada ¡Sino los cuernos de gacela que le encaramaron en la cabeza! ¿Valiente o masoquista? Voten ustedes. Lo único que puedo decir es que le dediquemos un aplauso a la “Fashion Victim” del Miss Universo 2010: Jurema Ferraz. El segundo lugar es para la australiana Jesinta Campbell con su “indescifrable” atuendo: “Oda a Cocodrilo Dundie y la ‘Dra. Queen’”.

Los looks inclasificables…

Esta es la categoría de aquellos modelitos que se escapan de la comprensión humana… Es sabido que Bélgica tiene una buena raza de tenistas y mucha tradición en el deporte blanco, pero esto roza en el ridículo. No hablemos de Egipto que con tanto ejemplo histórico de belleza y de perfección femenina, inmortalizados en bustos y jeroglíficos de las reinas Nefertitis o Cleopatra;  sigo sin entender  el porqué la representante de este país se vistió como la novia del “Hombre de hojalata” del Mago de Oz.

De lo conceptual a los tópicos

Menos mal que el desfile de los trajes típicos era en un lugar techado porque mínimo a la miss República Dominicana, Eva Arias, le caía un rayo en la “Torre de control” que tenía montada sobre su cabeza con el riesgo de tumbar la señal de transmisión del certamen. No me quiero ni imaginar la cara de Mr. Trump ante semejante hecatombe. Y qué decir de la suiza Linda Fah que estaba vestida más para la guerra que para un concurso de belleza o ¿Será que es la nueva musa para una marca de cerveza helvética? Lo cierto es que a esta reina lo que le faltaba decir era ¡ESPARTAAAAAAA!.

Alegoría del cómic


El Miss Universo vivió el revival de la mítica serie de manga japonesa ‘Los Caballeros del Zodiaco’, esa que fue tan popular en los noventa y que nos hizo ver el horóscopo de una manera distinta, por no decir beligerante. Pues, digamos que las representantes de Estados Unidos (Rima Fakih) y Venezuela (Marelisa Gibson), son una prueba de ello y para muestra un botón.

No sé si esta disputa entre el caballero de oro Shaka ,- para efectos miss EEUU-, y el de plata Seiya ,- miss Venezuela-, se deba a las rivalidades diplomáticas entre el Gobierno de Hugo Chávez y el de Barack  Obama. Lo único que sabemos es que “El Imperio” y la “Revolución” se vieron las caras para deslumbrarnos con el brillo de sus armaduras, que a todas estas, no comprendemos cómo pudieron pasar los estrictos controles de las aduanas estadounidenses con tanto metal.

4 comentarios

Archivado bajo Moda y estilo de vida