La moda: ¿una cuestión de estilo o de mercado?

Colección primavera-verano 2011 de POE

La semana pasada fui a la inauguración del “Escondite Francés, un showroom que busca introducir al mercado español algunas de las firmas más chic del “urban” francés, así como el trabajo de nuevos talentos de la moda española que encajen dentro de este concepto como la joven diseñadora Leticia Garnelo Fernández, quien debuta con su firma POE con una colección que me llamó gratamente la atención, por ser una línea clásica y bohemia, en la que cada pieza encaja perfectamente la una con la otra. Lo que resulta bastante práctico a hora de armar estilismos sin grandes complicaciones.

Casualmente conversando con las chicas del “Escondite”, surgió el interrogante de si ¿la moda es una cuestión de personalidad o de mercado? Por ejemplo, el famoso y tan “it” abrigo camel que ahora lo vemos en cuanta vitrina nos cruzamos por el camino y que las revistas nos muestran como una de las piezas de la temporada, es uno de los grandes clásicos de todo guardarropa invernal que se respete.

Igual ocurre con las capas, los prints de leopardo,-que ahora vemos hasta en la sopa-, y las maravillosas cazadoras aviador masculinas que Burberry también adaptó para el armario femenino ¡Siempre han estado allí! Tanto en las profundidades de nuestro clóset como dentro de los grandes almacenes. Y es que  en la actualidad, la moda más que  hablar de novedad, habla de reinvensión, lo que me parece algo maravilloso; sin embargo, cada vez me percato de que somos menos dueñas de nuestro propio estilo.

Algunos de los diseños Leticia Garnelo Fernández con su firma POE. "El Escondite Francés". C/ Serrano 7.

¿Cuántas veces no compramos algo por el simple hecho de que está de moda, aunque nos quede horroroso?  Y para responder esta pregunta me pongo de ejemplo.

¿Se acuerdan cuándo hace unos  cuatro años estaban tan de moda las  camisas y los vestidos corte baby doll? Bueno como era de esperarse, caí víctima del furor del fashion camisón y me compré unas cuantas prendas jurando que me quedaban “divinas de la muerte” cuando en realidad me veía A-B-O-M-I-N-A-B-L-E con ellas. Parecía que tenía seis meses de embarazo, hasta el humillante extremo de que una señora que conocía a mi madre la felicito por “mi estado de buena esperanza”.  No sé que era peor, percatarme en ese momento de mis kilos de más o que era digna candidata a ser la fashion victim de la semana.

No estoy en contra de las tendencias, al contrario, son necesarias para que la moda  evolucione y de pasos hacia delante. Pero ello no significa que una deba sacrificar su estilo para convertirse en toda una fashionhólica compulsiva para vestir sólo con lo que está “it”, aunque nos quede de terror. Si no, pregúntele a Jerry Seinfeld y su “Puffy Shirt”… Haz click en la foto para disfrutar de un video que no tiene desperdicio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Moda y estilo de vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s